Técnicas simples de construcción: construir ligero.

 

1.  Fuselaje

1.1.Fuselaje de cajón de balsa

El fuselaje más sencillo, ligero y resistente se construye con dos perfiles laterales de balsa (típicamente de 3-4 mm), reforzados en el borde superior e inferior con dos listones de la misma balsa, de 1 cm de ancho. Se pegan los listones con ciano-acrilato fluido o con pegamento celulósico (Imedio).

         

También se puede reforzar la parte anterior de los dos laterales con balsa de 3-4 mm a contraveta. Un refuerzo adicional se consigue con dos láminas de contrachapado muy fino, de 0.4 mm, como se ve en la foto.

 

Se cortan las dos cuadernas centrales, también de balsa de 3-4 mm, del ancho deseado, y se pegan con ciano en posición próxima a la situación del borde de ataque y de salida del ala, cuidando la perpendicularidad. Tras el secado, se une la parte posterior de los dos laterales y se aplica ciano. Cuidado con la simetría axial! Por último, se pega la cuaderna delantera o cortafuegos, en contrachapado de 2-4 mm y con las perforaciones necesarias para el eje del motor y sus tornillos de sujeción.  

           

Esta es la estructura básica del fuselaje, que se refuerza enormemente al enchapar la parte superior e inferior con balsa (2 ó 3 mm) dispuesta a contraveta, reservando los espacios requeridos para el acceso al motor y baterías, donde luego se pondrán los capós adecuados.  A continuación, se disponen las dos varillas de sujeción de las alas (si éstas van a ir sujetas con gomas al fuselaje), a la altura de los bordes de ataque y de salida. Pueden ser simples varillas para brochetas, insertadas y cortadas ad-hoc. Estas varillas contribuyen a dar fortaleza al conjunto.  Por último, se inserta el tren de aterrizaje, de cuerda de piano de 3 mm, al que se ha dado la forma adecuada.  Se le hace solidario a la varilla anterior de sujeción de las alas, y a los laterales del fuselaje, con tiras de contrachapado. 

         

    

Las esquinas se lijan para dar una forma redondeada al fuselaje. A continuación se construye el empenaje, que también se puede hacer en chapa de balsa, de 4 a 8 mm, según el tamaño del avión. Las superficies móviles se cortan de la misma chapa. Las bisagras más sencillas son simples tiras de Mylar, o de Nylon con bisagra de acero. El empenaje (estabilizador horizontal más deriva) se pega al extremo de los  laterales, con ciano o epoxi de 10 minutos, cuidando la perpendicularidad y la simetría. Otro procedimiento aún más ligero es la construcción del empenaje de celosía de balsa (largueros de 1 cm de ancho y 4-6 mm de grosor), que posteriormente se cubre con Oracover.

               

         

El fuselaje cuya construcción muestran las fotos es un entrenador diseñado para un motor tipo 600, con una longitud de 80 cm. Construido en balsa de 4 mm, su peso final, con empenaje y tren de aterrizaje incluido, es de 220 g. La envergadura de este entrenador será de 115 cm.

 

Por último, si se desea se puede entelar el conjunto del fuselaje-empenaje con Oracover (lámina de plástico termoretráctil), lo que le da una considerable resistencia adicional.

 

 

1.2. Fuselaje mixto balsa-foam

Básicamente es similar a lo descrito anteriormente, salvo que antes de lijar las aristas longitudinales del enchapado superior e inferior, se dispone sobre estos una capa de foam de 2-3-4 cm de grosor, que luego se rebajará y se lijará convenientemente. Esta modalidad es muy apta para la construcción de semimaquetas, consiguiendo un perfil  rectangular-oval que se adapta al de muchos aviones. las fotos corresponden a la contrucción mixta, balsa-foam, de un Junkers Ju87, Stuka.

       

 

     

 

2Alas

2.1. Alas convencionales de costillas de balsa, enteladas.

Describiremos la fabricación de unas alas de cuerda constante, como las que llevan típicamente los entrenadores. Su construcción está muy simplificada respecto a la que se ofrece en muchos kits, pero en absoluto carece de robustez. Son alas de perfil plano-convexo (Clark Y), muy adecuadas para entrenadores de vuelo estable y predecible; por supuesto son inadecuadas para vuelo acrobático. 

Se comienza trazando en un cartón la plantilla del perfil. El perfil puede extraerse de algún plano, o trazarse, con un poco de práctica, a mano alzada, considerando un grosor máximo del 10-12% de la cuerda hacia un tercio del ala. Si se utiliza un borde de ataque preformado, su proyección ayuda a trazar el arranque del perfil en la parte anterior del ala, como se ve en la foto. El perfil resultante, trazado a mano alzada, es un "Clark Y" aproximado y da buenos  resultados en la práctica. La segunda  foto muestra un perfil Seilig 3010, que también se utiliza con gran frecuencia

             

Se recorta el perfil en cartón quitando el borde de ataque y el de salida.  A continuación se trazan las costillas sobre una tabla de balsa de 3 mm. Yo calculo una costilla cada 10 cm de envergadura: para unas alas de 120 cm serían 13 costillas. Se recortan con un cutter con cuidado y se lijan formando un mazo, igualándolas lo más posible. Se cortan los rebajes para los largeros, situados a 1/3 del ala, uno en el intradós y otro en el extradós. Típicamente empleo largeros de pino de 3x10 mm de sección. Si se desean alas muy ligeras, se pueden emplear listones de balsa de 3x10: la resistencia, claro está, no será la misma.

          

           

Haremos dos semialas con un único diedro central. Se sitúan las costillas sobre el semi-largero inferior, cuidando la perpendicularidad y se fijan con ciano, que fluye entre las juntas. Se refuerzan con Imedio a derecha e izquierda. Se coloca el semi-largero superior, que ha de encajar en las ranuras, y se ciana.   Se pega el borde de ataque (preformado, de 10x12 mm) y el de salida (comercial, o se puede fabricar previamente con un listón de balsa de 6x20 mm, rebajado en un extremo). Si va a haber alerones, en lugar del borde de salida completo se dispone un listón del grosor adecuado (8 mm) donde se alojarán las bisagras, como muestra la foto. 

        

 

Una parte muy importante es la colocación del "alma" entre los dos largeros, que se hace de balsa cortada a contraveta. Ésta ha de encajar perfectamente entre los largeros superior e inferior. La veta del alma ha de quedar vertical. Esto da una resistencia a la flexión extraordinaria al ala; es imprescindible. Tras encajar las tiras de balsa, se pegan con Imedio.

     

Los alerones se colocan con bisagras de mylar (plástico flexible); para accionarlos con un único servo central se disponen unos alambres de torsión, de cuerda de piano (acero de 2 mm), articulados sobre tubos de latón (2mm interior), como se ve en la foto. 

 

Entelado:  

 

2.1. Alas de foam 

 

 

...........................................

En construcción

 

volver a la página principal