Tag Archives: Astrochemistry’s Cool

Esa biosfera oscura que desconocemos – Entrevista con Ricardo Amils

Entrevista con Ricardo Amils*

Publicada en Hablando de Ciencia el 25 de septiembre de 2015.

Ricardo Amils en la "Astrochemistry's Cool".

Ricardo Amils es experto en microbiología y biología molecular de extremófilos y desarrolla su trabajo de investigación en el Centro de Biología Molecular (CSIC-UAM) y en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA). Licenciado en Químicas por la Universidad de Barcelona y Doctor en Ciencias por la Universidad Autónoma de Barcelona, aprovechamos su presencia como ponente invitado en la “Astrochemistry’s Cool” para hacerle esta entrevista. Continue reading Esa biosfera oscura que desconocemos – Entrevista con Ricardo Amils

Facebooktwittergoogle_plus

De lo pequeño a lo inmenso: cómo nace una estrella

Entrevista con Paola Casselli*

Publicada en Hablando de Ciencia el 4 de julio de 2015

Crédito: www.mpe.mpg.de
Crédito: www.mpe.mpg.de

Se llama Paola Casselli y hace un año y medio se mudó, desde la Universidad de Leeds (Inglaterra), a Garching (Múnich, Alemania), para dirigir el “Centre for Astrochemical Studies”, creado en el “Instituto Max Planck para el estudio de la física extraterrestre” (Max Planck Institute for Extraterrestrial Physics). Experta en la astroquímica asociada a la formación de estrellas, ha iniciado una nueva aventura: montar un laboratorio para el estudio de los procesos químicos que tienen lugar en el espacio con el fin de comprender cómo tienen lugar*.

¿Por qué es necesario hacer pruebas en un laboratorio para saber qué ocurre en el espacio?

A veces no sabemos qué molécula estamos observando. Si nos fijamos en los espectros con abundantes líneas, no sabemos cuáles son todas las moléculas que se encuentran en el espacio, por la sencilla razón de que, esas moléculas, normalmente, son muy reactivas en la Tierra, por lo que desaparecen rápidamente en las condiciones experimentales normales de nuestros laboratorios. Por eso tenemos que recrear lo mejor posible las condiciones del espacio en el laboratorio para poder ver las moléculas que observamos, medir sus frecuencias y determinar su estructura, lo que posteriormente nos ayudará a interpretar las observaciones. Continue reading De lo pequeño a lo inmenso: cómo nace una estrella

Facebooktwittergoogle_plus
Foto de grupo de la "Astrochemistry's Cool". Créditos: UIMP-Cuenca

Un balance de la “Astrochemistry’s Cool”

Algunas conclusiones sobre la escuela de astroquímica celebrada el pasado mes de septiembre en Cuenca

En los años 70 empiezan a detectarse las primeras moléculas en el espacio. Surge entonces la semilla de una nueva disciplina, la astroquímica, que ha debido ir uniendo el esfuerzo de astrofísicos, químicos y expertos en espectroscopía y en precisos trabajos de laboratorio. España lidera ahora un importante proyecto europeo, NANOCOSMOS, tras una trayectoria llena de esfuerzos y de importantes descubrimientos.

Tal y como afirma José Cernicharo, codirector de la escuela “Astrochemistry’s Cool” y responsable del Grupo de Astrofísica del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC), “Para interpretar las observaciones, los astrofísicos necesitan a los químicos. Aunque tengamos datos magníficos de los mejores instrumentos, sin el trabajo de laboratorio no podemos explotar al máximo la información que obtenemos”.

De ahí la organización de una escuela como esta, una iniciativa innovadora puesta en marcha por el programa “Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL – Astrofísica Molecular: la era de Herschel y ALMA” y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), con el claro objetivo de sacar lo mejor de todos los campos implicados. Aunque en España se han desarrollado importantes congresos de astrofísica molecular, tanto nacionales como internacionales, no se habían organizado antes escuelas de estas características.

La “Astrochemistry’s Cool”, celebrada en Cuenca del 14 al 18 de septiembre de 2014, ha contado con 14 profesores y 32 alumnos y ha ofrecido, no sólo seminarios por parte de expertos en los diferentes campos de investigación, sino que también se han llevado a cabo talleres en los que un tutor ha planteado un ejercicio y el equipo, formado por tres químicos y tres astrofísicos, ha debido resolver una serie de pruebas y presentar los resultados.

Para Asunción Fuente, codirectora de la escuela e investigadora del Observatorio Astronómico Nacional (OAN-IGN), “Se trata de estrechar la relación entre químicos y astrofísicos, de que esas sinergias, que ya existían antes y han dado lugar a interesantes colaboraciones, cobren ahora más fuerza”.

Para Cernicharo, “Gracias a una continua colaboración y a un esfuerzo conjunto hemos ido explicando muy poco a poco procesos que, dado que cada vez tenemos más información, descubrimos que son muy complejos”.

A ello ha ayudado la puesta en marcha, a nivel nacional, de una colaboración efectiva y planificada en astroquímica a través del programa ASTROMOL, Consolider-Ingenio “Astrofísica Molecular: la era de Herschel y ALMA”, que se inició en el año 2009. A eso debemos sumar la reciente concesión de un importante proyecto Synergy europeo, NANOCOSMOS, cuya intención es desvelar los orígenes de los granos de polvo en envolturas estelares. En relación a este proyecto, José Cernicharo afirma que “Debemos ser conscientes de la importancia de haber obtenido este programa, este espaldarazo nos permitirá formar a más especialistas en este campo y obtener un importante retorno a toda la inversión llevada a cabo por España en proyectos como, por ejemplo, el interferómetro ALMA”.

“Sabemos muy poco, lo que nos falta por aprender es mucho, y se nos pueden estar pasando aspectos muy importantes de la evolución química del universo: todo lo ligado a las zonas de  formación de planetas en las que las condiciones iniciales, físicas y químicas, tienen un papel importantísimo en la posible aparición posterior de una química, prebiótica o biótica, que dé lugar a procesos como los que tienen lugar en la Tierra”, concluye Cernicharo.

Precisamente, para cerrar este encuentro, Ricardo Amils, catedrático de microbiología de la Universidad Autónoma de Madrid e investigador del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC), ofrecía un seminario sobre “El origen de la vida” en el que ha dado el enfoque biológico a todo el trabajo que mueve a la astroquímica: saber cómo surge la vida.

La opinión de los alumnos

Carlos Cabezas es químico, investigador en el grupo de espectroscopía molecular de la Universidad de Valladolid. “Al principio no sabía muy bien lo que iba a sacar en claro pero, para los que venimos de la parte experimental y de laboratorio, ha sido muy útil para ayudarnos a comprender mejor cómo se trabaja en astronomía. Tenemos trabajos en común desde hace cuatro o cinco años y, tras esta escuela, hemos conseguido ponernos en su lugar: utilizamos un lenguaje diferente y ahora sabemos qué podemos pedir. Es algo muy enriquecedor”.

Por su parte, Mireya Etxaluze es astrofísica e investigadora en el Grupo de Astrofísica Molecular desde el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC). “Ha sido una interesante puesta en común. La química de laboratorio me ha resultado muy interesante: ver cómo distintos grupos trabajan con un mismo objetivo, pero con herramientas totalmente distintas es muy revelador. Nosotros, los astrofísicos, no podemos jugar en el laboratorio, nos limitamos a lo que se ve, nos limita la instrumentación. A medida que mejoren, tanto la instrumentación como los laboratorios, podremos hacer que la astroquímica crezca”.  

 

Más información:
Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_
ASTROMOL en Google +
Hashtag de la escuela en twitter: #AstroCool

Facebooktwittergoogle_plus
Guillermo Muñoz Caro, investigador del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC). Créditos: UIMP-Cuenca.

Entrevista con Guillermo Muñoz Caro

“El estudio del polvo permite conocer cómo se formaron los planetas en nuestro sistema solar a partir de la aglomeración de partículas de polvo microscópicas”

Investigador titular en el Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) en Torrejón de Ardoz (Madrid), ha impartido un seminario en el que ha hablado de la química y de los procesos físicos que se dan en los granos de polvo del medio interestelar y circunestelar, comparando las observaciones con simulaciones de laboratorio.

¿Por qué es importante la química para la astrofísica?

La respuesta que se da con frecuencia es que las moléculas detectadas aportan una información fundamental para conocer las propiedades físicas de los objetos. Por lo general, se trata de moléculas observadas en fase gaseosa, por ser más fácilmente detectables, pero una comunidad dentro de la astroquímica se dedica a estudiar la composición química y las propiedades físicas de los granos de polvo. Aunque el número de especies detectadas en el polvo es pequeño, son de gran importancia dada su alta abundancia, la cual permite su detección.

Creemos que algunas moléculas sintetizadas en condiciones similares a las presentes en mantos de hielo interestelares, como heterociclos y aminoácidos, también pueden formarse en el espacio. De hecho, estas especies de interés para la química prebiótica se han detectado en varios meteoritos.

Háblenos de su seminario y del papel que juegan los granos de polvo en su trabajo

He presentado la química y los procesos físicos que se dan en los granos de polvo del medio interestelar y circunestelar, comparando las observaciones con simulaciones de laboratorio. En concreto, me he centrado en la fotodesorción, por ser un mecanismo que podría explicar la presencia de moléculas en el gas, que no obstante se han formado en el polvo y en regiones muy frías donde no hay desorción térmica.

El estudio del polvo permite conocer cómo se formaron los planetas en nuestro sistema solar a partir de la aglomeración de partículas de polvo microscópicas. Desde el punto de vista de la química, he mostrado las reacciones que se pueden dar en mantos de hielo y su interés para misiones cometarias como Rosetta (se espera que este año dicha misión aporte datos sobre las propiedades de un núcleo cometario). Los cometas contribuyeron al aporte de materia exógena a la tierra primitiva, que podría estar relacionada con el origen de la vida.

¿Qué trabajos destacaría en su campo llevados a cabo en los últimos años?

En referencia a la materia en estado sólido (granos de polvo del medio interestelar y circunestelar, asteroides y cometas) este año será sin duda el año de Rosetta: la comunidad está expectante porque podemos obtener información muy valiosa sobre la composición del sistema solar primitivo y sobre cómo se formaron los cuerpos menores del sistema solar.

Podemos decir que la mayoría del carbono que se encuentra en el polvo interestelar y en meteoritos forma un material amorfo de escaso potencial astrobiológico, pero algunos cometas como Halley podrían ser una excepción. Se ha progresado mucho en nuestro conocimiento de las reacciones químicas que ocurren en mantos de hielo y las propiedades físicas de los mismos.

¿Qué opina de la organización de escuelas como esta?

Son fundamentales para acercar a los jóvenes investigadores a un área de investigación ofreciendo la información básica que necesitan y motivándoles para que se dediquen a la astroquímica. Además, es importante para darle proyección a la investigación dentro de la sociedad, haciéndola más accesible al ciudadano.

 

Más información:
Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
– Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_
ASTROMOL en Google +

Hashtag de la escuela en twitter: #AstroCool

 

Facebooktwittergoogle_plus
Elena Jiménez, Profesora titular de Química-Física de la Universidad de Castilla La Mancha. Créditos: UIMP-Cuenca.

Entrevista con Elena Jiménez

“Reproducir en el laboratorio las condiciones del medio interestelar no es trivial”

Profesora titular del Departamento de Química-Física en la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), durante su seminario ha revisado los aspectos fundamentales de la cinética química de reacciones en fase gaseosa y, en particular, de algunas reacciones de gran interés en el medio interestelar.

¿Por qué es importante la química para la astrofísica?

En particular, la química permite a la comunidad astrofísica identificar la composición química de objetos astronómicos mediante la detección de las líneas espectrales que éstos emiten. De hecho, el estudio del origen de estas especies químicas en el medio interestelar y su interacción/reacción con otras, constituye la parte de la astrofísica denominada astroquímica, protagonista de esta escuela.

Los procesos químicos y físicos que gobiernan la formación de estrellas en las nubes interestelares no se conocen con exactitud debido, en parte, a que reproducir en el laboratorio las condiciones de estos entornos no es trivial. En la actualidad, se está realizando un gran esfuerzo para poder llevar a cabo estudios experimentales que completen el conocimiento de la química del medio interestelar.

¿Cuál es su aportación a la escuela internacional de astroquímica?

El principal propósito de este tipo de escuelas es mostrar, a estudiantes de doctorado y postdoctorales en el ámbito de la astroquímica, astrofísica y química-física, los nuevos avances en temas de investigación realizados por grupos de investigación punteros tanto nacionales como internacionales.

En cuanto a la aportación concreta de nuestro grupo de investigación de la UCLM, nuestra experiencia se centra en el estudio de reacciones a ultrabajas temperaturas, típicas del medio interestelar, dentro del proyecto Consolider ASTROMOL y la Synergy Grant europea NANOCOSMOS.

En este seminario he intentado transmitir la importancia de llevar a cabo estudios cinéticos a las temperaturas de estos entornos para poder modelar la abundancia de especies clave en el medio interestelar (tanto la velocidad de formación como la destrucción de las mismas).

¿Cuáles considera que son los últimos grandes hitos dentro de su campo de investigación?

La implantación de nuevas técnicas experimentales para la obtención de constantes de velocidad de reacciones bimoleculares entre especies neutras (e iónicas) en fase gaseosa, a temperaturas inferiores a 200 K, ha sido un gran hito en el campo de la cinética química en fase gaseosa.

Aunque en las últimas décadas se han investigado algunas de las reacciones de interés en el medio interestelar, quedan por estudiar otras muchas reacciones importantes en estas regiones. El grupo de la UCLM pretende contribuir a la extensión de la base de datos cinéticos a ultra-bajas temperaturas.

 

Enlaces:
– Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
– Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_
ASTROMOL en Google +
Hashtag de la escuela en twitter: #AstroCool

Facebooktwittergoogle_plus
Marcelino Agúndez, investigador del Grupo de Astrofísica Molecular del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC) y uno de los profesores de la “Astrochemistry’s Cool”, que se celebra en Cuenca del 14 al 18 de septiembre de 2014. Créditos: UIMP-Cuenca.

Entrevista con Marcelino Agúndez

“Para entender bien muchas de las cosas que pasan allá arriba resulta imprescindible utilizar un enfoque químico”

Investigador del Grupo de Astrofísica Molecular del Instituto de Ciencia de Materiales (ICMM) del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), Agúndez es uno de los profesores de esta escuela de astroquímica.

¿Cuáles son, desde su punto de vista, los pasos más importantes que se han dado en los últimos años en la química del espacio?

En los últimos años hemos visto varios avances importantes en el área de la astroquímica. Entre ellos cabe destacar el descubrimiento de moléculas cargadas negativamente (aniones moleculares), la detección de ArH+ (la primera molécula con un átomo de gas noble, los cuales son muy inertes químicamente), y la caracterización de atmósferas de exoplanetas.

¿En qué se centran sus seminarios y por qué una escuela como esta?

Para entender bien muchas de las cosas que pasan allá arriba (todo aquello que está relacionado con moléculas, que no es poco) resulta imprescindible utilizar un enfoque químico. En esta escuela voy a tratar de hacer una introducción a ciertos temas astrofísicos con el principal objetivo de interesar y llegar a investigadores de diferentes áreas.

En concreto, hablaré de una fuente astronómica excepcional por la riqueza de moléculas que contiene, cuyo nombre es IRC+10216, de los métodos de transporte de radiación utilizados para interpretar los espectros obtenidos en observaciones astronómicas, así como de las atmósferas de planetas, con un enfoque hacia el reciente campo de los exoplanetas.

La intención de una escuela de este tipo es juntar a investigadores de áreas diversas (química, física, astronomía), cuyas investigaciones se solapan en el estudio de muchos problemas de carácter astrofísico/astroquímico para entender mejor la metodología y las investigaciones de áreas adyacentes a las propias.

Por ejemplo, la interpretación de datos astronómicos requiere de datos químicos y físicos, los cuales se obtienen mediante experimentos de laboratorio o cálculos teóricos, y existe un gran desconocimiento por parte de los astrofísicos sobre cómo se obtienen esos datos químicos y físicos, así como por parte de los químicos y físicos sobre la manera en que los astrofísicos los utilizan.

Una mejor comprensión por ambas partes permite una colaboración más eficiente a la hora de abordar problemas concretos.

 

Enlaces:

– Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
– Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_
ASTROMOL en Google +

Hashtag de la escuela en twitter: #AstroCool

Facebooktwittergoogle_plus
Imagen del WMAP de la anisotropía de la temperatura del fonco cósmico de microondas. Créditos: WMAP.

La astroquímica: una ciencia multidisciplinar

En 1950, Gerhard Herzberg publicó un libro en el que, sin ser demasiado consciente de ello, daba las claves de lo que más tarde sería un descubrimiento impresionante: los ecos del Big Bang, plasmados en la radiación del fondo cósmico de microondas. Fueron Penzias y Wilson quienes, en 1978, recibieron el Premio Nobel tras haberla detectado en 1965.

Muchos habían predicho la temperatura del fondo cósmico de microondas, pero Herzberg dio la clave al hablar de una temperatura de “2.30 K”, obtenidos a partir de la medición de la intensidad de la molécula de cianuro (CN). Independientemente de este velado descubrimiento, recibió un Premio Nobel en 1971, pero no por este asunto, sino por su trabajo relacionado con los radicales libres, de los cuales determinó su estructura electrónica y su geometría. También es conocido por ser el principal promotor de la espectroscopía molecular, que hoy permite estudiar las propiedades y los comportamientos de las moléculas. Podemos decir que fue uno de los padres de la astroquímica moderna. Sin embargo, ese detalle sobre cierta temperatura residual, que mencionó en su trabajo “Molecular spectra and Molecular structure”, pasó desapercibido, oculto tras su propio comentario, al definirlo como algo con un “significado restringido” [1].

Para José Cernicharo, investigador del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (CSIC) y codirector de esta escuela de astroquímica, que comenzó en la jornada de ayer en Cuenca, de haberse dado una mayor colaboración entre astrónomos y espectroscopistas, este dato habría llamado la atención de los expertos, adelantando el descubrimiento quince años. Este ejemplo, narrado como una anécdota, es una de los que ha utilizado en su presentación para justificar la necesidad de proporcionar a los alumnos las herramientas necesarias para una colaboración efectiva, que se caracteriza por ser multidisciplinar en esencia.

La escuela, que comenzó ayer domingo, ya ha tenido una intensa jornada en la que se han abordado cuestiones como una introducción a la astronomía infrarroja y submilimétrica; en qué consisten las observaciones astronómicas dentro del campo de la astroquímica; las misiones Herschel y ALMA; qué es la espectroscopía de laboratorio; y un repaso por los cálculos teóricos de las velocidad de reacción y las tasas de colisión de las moléculas. Durante el resto de la semana, catorce profesores impartirán sus seminarios a 32 alumnos con el fin de proporcionar una formación multidisciplinar a las nuevas generaciones de astroquímicos, facilitando la explotación científica de los abundantes datos que los nuevos instrumentos, como ALMA, están ofreciendo a la comunidad.

Notas

[1] “From the intensity ratio of the lines with R = 0 and K = 1 a rotational temperature of 2.3º K follows, which has of course only a very restricted meaning”. Extraído del libro: “Molecular spectra and Molecular structure”, de Gerhard Herzberg.

Enlaces:

– Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
– Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_
ASTROMOL en Google +

Hashtag de la escuela en twitter: #AstroCool

Facebooktwittergoogle_plus
Javier R. Goicoechea en la "Astrochemistry's Cool". Créditos: UIMP-Cuenca

Entrevista con Javier R. Goicoechea

“Las moléculas se forman en el “universo frío” y son las mejores herramientas de diagnóstico para estudiarlo”

Investigador del Grupo de Astrofísica Molecular en el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC), es uno de los profesores de esta escuela de astroquímica.

Háblenos del medio interestelar, por qué es tan importante.

La formación de moléculas en el espacio es un proceso clave en la formación de las nubes interestelares, los lugares en los que nacen las estrellas y los planetas. Entender cómo diferentes moléculas se forman y destruyen (su química) es esencial para entender su papel en la dinámica y la evolución de diferentes ambientes astronómicos (desde galaxias enteras a nubes y discos protoplanetarios).  El espacio entre las estrellas no está vacío, sino lleno por el medio interestelar. Las moléculas se forman en este “universo frío” y son las mejores herramientas de diagnóstico para estudiarlo.

¿Qué ha enseñado en esta escuela?

¡Demasiadas cosas! En un primer seminario he presentado a los alumnos dos de nuestros observatorios más potentes para observar el universo frío, molecular: el telescopio espacial Herschel y el interferómetro ALMA; luego, en mi segundo curso, hablo de dos extraordinarias regiones de formación estelar en la Vía Láctea: Orión (en el disco de la galaxia) y Sagitario B2 (cerca del centro galáctico). Las observaciones de estas dos fuentes han sido esenciales para el progreso en la astroquímica. Finalmente, presento a los alumnos los conceptos básicos de la química del medio interestelar.

¿Qué descubrimiento de los últimos años destacaría dentro de su campo de estudio?

La observación y detección de moléculas muy simples de hidruro (CH+, SH+, OH+,…) para determinar las propiedades fundamentales de las nubes interestelares (tasas de ionización por rayos cósmicos, mecanismos dominantes de calentamiento, papel de disipación de turbulencia, fracción molecular, etc.).

Más información:
Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
– Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_
ASTROMOL en Google +

Facebooktwittergoogle_plus
Asunción Fuente durante su primer seminario de la "Astrochemistry's Cool". Créditos: UIMP-Cuenca

Entrevista con Asunción Fuente

“Estamos todavía lejos de entender por completo la evolución química del gas, que es la materia prima para formar planetas”

Codirectora de la escuela, Asunción Fuente es investigadora en el Observatorio Astronómico Nacional (OAN), que depende del Instituto Geográfico Nacional (IGN), e imparte tres seminarios sobre observaciones astronómicas, formación estelar y discos protoplanetarios.

¿Qué nos dice la química del gas interestelar?

La comprensión de la química en el universo es necesaria para comprender nuestros orígenes y la posibilidad de que la vida se desarrolle en otro planeta o satélite. Los astrónomos utilizan la química como una herramienta para determinar las condiciones físicas y la evolución (temperatura, densidad, edad,…) de la materia interestelar. En la escuela explico cómo los astrónomos pueden determinar la composición química del gas interestelar a partir de observaciones radioastronómicas. Voy a mostrar algunos resultados interesantes obtenidos con estas técnicas. En particular, a lo largo de la semana hablaré de la evolución química del gas que se encuentra muy cerca de la estrella, desde las primeras etapas de la formación de estrellas hasta la formación de planetas.

¿Qué descubrimientos han revolucionado su campo en los últimos años?

Gracias al telescopio espacial Herschel, se han podido detectar varias nuevas moléculas en el espacio, algunas de ellas inexistentes en nuestro planeta. Sin embargo, debido a su interés astrobiológico, es fundamental destacar el estudio del agua en los discos protoplanetarios, los discos de materia a partir de los cuales se forman los planetas. La detección de agua en estos objetos no fue una sorpresa. De hecho, el agua había sido detectada en estos objetos con el anterior telescopio infrarrojo Spitzer. La sorpresa fue que la abundancia de agua era más de diez veces menor de lo esperado. Esto demuestra que estamos todavía lejos de entender por completo la evolución química del gas, que es la materia prima para formar planetas.

¿Por qué organizar una escuela como esta?

Año tras año, se detectan en el espacio moléculas cada vez más complejas. El propósito de esta escuela es formar una nueva clase de astrónomos-químicos que sean capaces de entender los complejos procesos químicos que tienen lugar en el espacio, procesos que determinan la evolución del gas interestelar.

Más información:
Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
– Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_
ASTROMOL en Google +

 

Facebooktwittergoogle_plus

Comienza la escuela de astroquímica más “cool”

Astrochemistry´s Cool” es una escuela internacional de Astroquímica que arranca el próximo domingo, 14 de septiembre, en Cuenca (España). Organizada por el proyecto Consolider-Ingenio ASTROMOL y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), su objetivo es revisar los últimos avances de la astroquímica en un contexto multidisciplinar, partiendo de la pura observación astronómica, con el objetivo de que los alumnos asistentes alcancen una comprensión global de la química molecular en el espacio.

La astroquímica es un campo que ha crecido mucho en los últimos años y en el que España juega un papel relevante. Además, gracias a la instrumentación y la tecnología disponibles, promete ser un área en la que se lleven a cabo grandes avances y descubrimientos.

Sin embargo, para lograr estos objetivos, es necesario tener especialistas formados en estas especialidades. Para Asunción Fuente, codirectora de la escuela e investigadora en el Observatorio Astronómico Nacional, OAN-IGN, “el propósito de esta escuela es formar a una nueva clase de astrónomos-químicos que sean capaces de entender los complejos procesos químicos que tienen lugar en el espacio, procesos que determinan la evolución del gas interestelar”.

La “Astrochemistry’s Cool“ (que puede traducirse como “La Astroquímica mola”), que comienza el próximo domingo, 14 de septiembre, está dirigida a estudiantes de doctorado en astrofísica molecular, física molecular y química, y a jóvenes postdoctorandos en astrofísica molecular y ciencias afines.

El programa  incluye conferencias en las que se tratarán cuestiones relacionadas con la instrumentación astronómica, las técnicas observacionales que se utilizan actualmente, los métodos para derivar las condiciones físicas y químicas de los entornos estudiados, así como el análisis de algunos casos astrofísicos de especial interés. Asimismo se ofrecerán talleres sobre espectroscopía molecular, cálculo teórico de los coeficientes de colisión y velocidades de reacción de las moléculas, así como trabajos de laboratorio y modelado químico.

La “Astrochemistry’s Cool” tiene como fin, no solo fortalecer la sinergia entre la astronomía y la química sino, principalmente, dar a los jóvenes la oportunidad de estar al día sobre los últimos avances y formarse para tener las últimas herramientas que ofrece este campo de estudio.

Por este motivo, además de las conferencias, los estudiantes se organizarán en grupos de trabajo formados por astrónomos y químicos con el fin de desarrollar uno o dos casos prácticos, utilizando tanto datos reales obtenidos por el satélite Herschel y/o el radiotelescopio IRAM30m, como los últimos modelos químicos desarrollados en este campo.

Tal y como afirma José Cernicharo, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desde el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC), y codirector de la escuela, junto con Asunción Fuente, “el proceso de puesta al día en estos campos es fundamental, dado que, gracias a la nueva instrumentación, la cantidad de nuevos datos y de nuevos descubrimientos es abrumadora. Y aún nos queda mucho por hacer”.

 Más información:
Sala de prensa de la “Astrochemistry’s Cool”
– Programa en pdf. de la “Astrochemistry’s Cool”
– Siga en directo, vía streaming, las conferencias de la “Astrochemistry’s Cool”
– Página de la UIMP
– Página web del Consolider Ingenio 2010 ASTROMOL

ASTROMOL en redes sociales:
ASTROMOL en facebook
Twitter de ASTROMOL: @ASTROMOL_

Facebooktwittergoogle_plus