Yo nací siendo ya bastante pequeño, pero ese día mis padres no estaban en casa. Como comprenderéis, no entendía, y me preguntaba cosas. Este espíritu curioso me llevó a interesarme por la ciencia ya bastantes años después. Estudié Químicas en la Universidad de Valladolid, un poco por pereza (la facultad estaba a 5 minutos de casa), un poco por azar, y un poco por la mezcla entre aspectos teóricos y la posibilidad de mezclar sustancias que podían cambiar de color, de aspecto, e incluso explotar. Y no, no sé sintetizar drogas ni fabricar explosivos, ¿qué le vamos a hacer?. Lo cierto es que la carrera de Químicas no me defraudó, sino todo lo contrario. Tras acabar la carrera corrí presto a internet para buscar temas fascinantes en que hacer una tesis doctoral, y descubrí que en el espacio, me refiero al espacio exterior, al medio interestelar que mostraba Carl Sagan en sus vídeos, hay multitud de moléculas y un mundo por explorar. La verdad es que siempre me había interesado la astronomía, pero no imaginaba que la química pudiera tener relación alguna con la astronomía.

Realicé la tesis en Astrofísica Molecular o Astroquímica en el CSIC, en Madrid, estudiando envolturas circunestelares en torno a estrellas gigantes rojas, que son estrellas viejas que expulsan al exterior parte de la materia que las forma. Estas envolturas circunestelares resultan ser un laboratorio químico increíble, donde se sintetizan in situ moléculas de lo más exóticas. Tras un par de años en el Observatorio de Paris y otros tantos en el Observatorio de Burdeos, regresé a esta ciudad invivible pero insustituible, como alguien dijo, que es Madrid, para trabajar en el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid en el proyecto Nanocosmos, que como su nombre indica, pretende estudiar las diminutas partículas de polvo que pueblan por doquier el Cosmos. Hace poco me enteré de que, para mi alegría y regocijo, había sido seleccionado dentro del programa Ramón y Cajal, o sea que me quedaré por aquí durante los próximos años estudiando cómo funciona la química en las distintas regiones del Universo.

 

Se han cerrado los comentarios