Stick-280: el primer entrenador eléctrico

 

Para empezar con el vuelo eléctrico, nada como la sencillez de un avión de tipo "stick" o "varilla", como los que ofertan muchas casa comerciales como GWS, Electrifly, etc. Nosotros construiremos el nuestro en unas horas. El fuselaje no es más que una varilla de fibra de carbono, de 6 mm de diámetro exterior y 70 cm de longitud. Las varillas de fibra de carbono se encuentran en tiendas de aeromodelismo (yo las he encontrado también en Decathlon, pues se usan para reparar cometas). A un extremo del stick se pega el motor (con ciano y/o epoxi), un Speed 280 con reducción 1:3. Al otro extremo el empenaje, de balsa de 3 mm y 35 cm de largo. 

   

En el tramo central del stick se pegan con ciano-acrilato dos largueros de balsa de 8x8 mm, que servirán de montantes para las alas. Tras ellos se sitúan los servos, atornillados a dos listones de balsa que se pegan perpendiculares al stick. Se instalan las transmisiones al timón de dirección y profundidad, como se indica en las fotos.

       

 

Las alas, de 1 m de envergadura, se construyen con 13 costillas de balsa de 3 mm, un borde de ataque de 12x10 mm y dos largueros de pino de 10x3 mm, como se indica en el apartado de técnicas construcción. Las alas se sujetan con gomas a dos varillas situadas bajo los montantes. Bajo las alas se sujeta el pack de baterías con velcro. Se trata de un pack de 8 elementos KAN de NiMH de 650 mAh, con el que se logran vuelos de más de 10 minutos. El receptor es un JETI rex de 4 canales, que se alimenta con el BEC del variador a través del canal 3. El micro-variador es un Simprop RS 7-08, apto para 8 elementos y hasta 7 amperios.

 

Se puede añadir un tren de aterrizaje sencillo, sujeto con alambre y epoxi. Amortiguará los aterrizajes y permite despegar de pistas en buen estado. En general el avión se lanza a volar en suspendido, con un pequeño impulso: vuela solo!

. 

El vuelo del avión es lento y predecible, idóneo como un primer entrenador eléctrico. En caso de golpe, las reparaciones son muy sencillas: la varilla de carbono nunca se romperá; las alas se desprenden del fuselaje y raramente sufren daños. El grupo motor se puede desprender de la varilla si el golpe es fuerte, pero puede pegarse de nuevo con ciano en el campo de vuelo.

        

 

Stick-400: el siguiente paso

El Stick-400 es idéntico al anterior en dimensiones (1 m envergadura; 70 cm long.) y modo de fabricación; únicamente incorpora  una motorización más potente, con un Speed 400 reducido 2.5:1 (hélice 10x6). A continuación se muestra la secuencia de construcción, y algunas imágenes de vuelo. 

       

Fijación del motor con dos listones de balsa de 8x8; montantes para las alas.

   

Empenaje en balsa de 3 mm; 2 servos HS55 (dirección y profundidad) ; pack de baterías 8xKAN650 mAh; controlador de velocidad Simprop RS7-08.

 

En vuelo: naturalmente, se nota el mayor empuje del motor 400. Aún así, el vuelo es estable y el control preciso. Perfecto también como entrenador. Volar los dos simultáneamente es una delicia.