Monthly Archives: April 2016

El lugar donde nacen los planetas

Abaurigae_hst_bigSe detecta monóxido de azufre (SO) en un disco de transición

Las estrellas jóvenes están rodeadas de discos de gas y polvo que, con el tiempo, evolucionan hasta acabar formando sistemas planetarios. En sus inicios, estos discos protoplanetarios cuentan con una abundante cantidad de gas que irán perdiendo con el tiempo hasta que solo queden los residuos del proceso de formación estelar: granos de polvo y planetesimales (cuerpos rocosos de tamaños de unos pocos kilómetros). Puesto que el gas y el polvo que se encuentran en los discos protoplanetarios son la materia prima de la que nacen los planetas, la comprensión de su química es de vital importancia para entender el origen de la vida.

Uno de los principales objetivos en la astrofísica actual es comprender cómo se formaron la Tierra y los planetas hace millones de años. El estudio de estrellas similares al Sol, pero más jóvenes, nos permite profundizar en el conocimiento de la formación e infancia de nuestro  Sistema Solar.

La estrella AB Aurigae, una estrella de tipo Herbig Ae, alberga un conocido disco protoplanetario que parece estar iniciando la fase de formación de planetas. Los discos que se encuentran en esta etapa se conocen como “discos de transición”. Esta estrella fue observada con la técnica de la interferometría, y en estos datos se vio que el disco polvoriento era muy asimétrico y que tenía forma de herradura [1]. Hasta el momento, esta morfología se ha observado en algunos discos de transición y se ha interpretado como un indicio de que la formación de planetas ha comenzado. Continue reading El lugar donde nacen los planetas

Facebooktwittergoogle_plus

¿Quién tEME al Orión feroz?

Artículo publicado en Naukas el 25 de enero de 2016

Orión y Orión KLBuscando trans etil metil éter en Orión KL

Cuando el lobo feroz amenazó a los tres cerditos con soplar y soplar hasta derribar sus casas, ellos le retaron diciendo que cada uno construiría su casa de un material distinto: paja, madera y ladrillo.

Obviamente, no se tarda lo mismo en construir una casa de paja o de madera que una de ladrillo (con lo que el cuento criticaba las poquitas ganas de trabajar que tenían dos de los cerditos). El lobo consiguió derribar a soplidos las casas de paja y madera (que menudos pulmones debía tener el canis lupus), pero no la de ladrillo, donde al final se refugiaron los tres cerditos que acabaron escaldando al lobo. (Mi niña interior se preguntaba si esa casa de ladrillo, hecha tan a prisa y corriendo, no iba a ser de una calidad pésima… cosas que da el pensar).

El factor clave, en este caso, era el tiempo. Continue reading ¿Quién tEME al Orión feroz?

Facebooktwittergoogle_plus